Nicaragua: ¡vamos a celebrar otra victoria!

23 Ago

(nuovo)Partito comunista italiano
   Comitato Centrale
     Sito: http://www.nuovopci.it

Comunicado CC 13/2018 – 12 de agosto de 2018

  Descarga el texto: Open Office Word

Nicaragua: ¡vamos a celebrar otra victoria!

Después del lanzamiento del Comunicado CC 12/2018 del 6 de agosto, un camarada del P.CARC de Italia (Partido de los Comités de Apoyo a la Resistencia – para el Comunismo) nos señaló que el imperialismo de EE. UU. y la Comunidad Internacional de los grupos imperialistas europeos, estadounidenses y sionistas en América Latina sufrieron en este momento otra amarga derrota, precisamente en Nicaragua, otro de los países de la Alianza promovida por Hugo Chávez. Esta es también una victoria para celebrar y una lucha para aprender.

El camarada tiene toda la razón e invitamos a todas y todos que nos leen a imitar su conducta: no nos ahorren las críticas que nos ayudan a mejorar nuestra comprensión de las cosas y nuestra actividad. También de esta manera se contribuye en hacer avanzar la revolución socialista que está en marcha en nuestro país, Italia, promovida por el Partido comunista.

Es realidad que en estos días tenemos dos victorias en América Latina para celebrar y dar a conocer a las masas populares de Italia, para alentar la lucha que deben conducir: la de Venezuela contra la intentona de golpe de Estado del 4 de agosto y la de la intentona de “cambio de régimen” en Nicaragua, promovida desde abril hasta julio de 2018.

Manifiesto ProgramaEdiciones en lenguas extranjeras

Manifiesto Programa

del (nuevo)Partido comunista italiano

2ª edición de la traducción en castellano
agosto de 2017

En la dirección:

www.nuovopci.it/eile/sp/MPcast/MP_Castigliano.html

está disponible la traducción en castellano del Manifiesto Programa del (nuevo)Partido comunista italiano

****

Los cuatro temas principales a discutir
en el Movimiento Comunista Internacional

Este documento establece: 1) Cuáles son los temas que consideramos importantes para llevar adelante, en el movimiento comunista internacional, la lucha finalizada a conseguir una superior unidad; 2) Cuáles son nuestras posiciones sobre estos temas; 3) Cuáles son los documentos en italiano y en los idiomas comunes (inglés, francés, castellano), donde nuestras posiciones se explican exhaustivamente, a disposición de ambas partes.

****

EiLE

Ediciones en lenguas extranjeras

Sumario

Desde mediados de abril de 2018, el imperialismo estadounidense con sus cómplices y agentes locales ha arremetido contra Nicaragua con una campaña de atentados, ataques, devastaciones y disturbios con el objetivo de hacer renunciar al gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, a la cabeza del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que en noviembre de 2016 con más del 72% de los votos expresos ganó las elecciones presidenciales por tercera vez consecutiva.

Fue una intentona de golpe como la que tuvieron en Honduras en 2009 contra el presidente Manuel Zelaya, en Paraguay contra el presidente Fernando Lugo en 2012 y en Brasil contra la presidenta Dilma Rousseff en 2016.

Pero en Nicaragua, su intentona de “revolución de colores” y “cambio de régimen” ha fracasado. Factor importante fue que el FSLN es heredero de una larga lucha revolucionaria para la liberación nacional llevada a cabo en contra de las marionetas del imperialismo estadounidense y que culminó el 19 de julio de 1979 con el derrocamiento de Somoza por las fuerzas armadas revolucionarias del FSLN que mantuvieron el gobierno del país hasta 1990. En ese año, el FSLN tuvo que ceder el gobierno después de diez años de una guerra de desgaste financiada y respaldada por los Estados Unidos. Pero con las elecciones presidenciales a finales del año 2006 y en conformidad a un acuerdo con la Iglesia Católica y la asociación de la burguesía local (COSEP), ha retomado el gobierno que ha sido confirmado por las elecciones posteriores en 2011 y 2016 y ha podido resistir con firmeza y éxito a la intentona de golpe de este año. La intentona fue apoyada abiertamente por los aliados traidores del FSLN, el COSEP y gran parte de la Conferencia Episcopal y causó alrededor de 200 muertes, miles de heridos y daños materiales considerables en las estructuras públicas y privadas de 23 (de 153) municipios del país, incluyendo Managua y otras ciudades importantes, pero finalmente fracasó. La campaña de atentados, devastaciones y disturbios terminó a fines del mes de julio y los sandinistas celebraron con una gran participación de las masas populares el 39 aniversario de la salida de Somoza.

Con el Comunicado CC 12/2018 hemos: 1. convocado a las masas populares de nuestro país para celebrar la victoria del 4 de agosto junto con las fuerzas bolivarianas progresistas de Venezuela que han frustrado el intento del imperialismo estadounidense y sus cómplices y agentes, para decapitar al gobierno del presidente Maduro, 2. desafiado al “gobierno del cambio” M5S-Lega para que Italia se pusiera del lado del gobierno bolivariano de Venezuela contra la Comunidad Internacional de grupos imperialistas europeos, esatadounidenses y sionistas responsable del curso catastrófico de los acontecimientos que para que a esto se ponga fin, el 4 de marzo pasado M5S y Lega han tenido un amplio mandato electoral, 3. ilustrado las lecciones que tenemos que extraer de la lucha en curso en Venezuela para la lucha que estamos conduciendo en Italia.

La victoria lograda en Nicaragua por el FSLN liderado por Daniel Ortega y Rosario Murillo no es menos importante que la victoria lograda en Venezuela por el Gran Polo Patriótico liderado por Nicolás Maduro. Estas victorias confirman que incluso en América Latina, la Comunidad Internacional de los grupos imperialistas europeos, estadounidenses y sionistas deben recurrir a medidas cada vez más arriesgadas para continuar el curso catastrófico de los acontecimientos que ella impuso al mundo una vez que tomó de nuevo su dirección debido al agotamiento (en los años ’70 del siglo pasado) de la primera oleada de la revolución proletaria (durante aproximadamente 60 años, desde 1917 hasta 1976, la burguesía imperialista ya no pudo dirigir el mundo y tenía que correr detrás del movimiento comunista: el movimiento comunista tenía la iniciativa en su mano).

El sistema político que ha servido a los grupos imperialistas europeos, estadounidenses y sionistas en los últimos 40 años está en crisis en todos los países imperialistas y enfrenta crecientes dificultades en todo el mundo. Por su naturaleza, los grupos imperialistas no pueden cambiar el curso de los acontecimientos: cada uno de ellos debe continuar a toda costa aumentando la masa de dinero que tiene en su disposición (los capitalistas, por su naturaleza, no son capaces de dar una dirección conciente al curso de los acontecimientos: cada uno de ellos compite con los demás porque cada grupo imperialista debe aumentar su cantidad de dinero ni ellos pueden elaborar un “plan del capital” aunque por su naturaleza sean todos explotadores rapaces). Por eso, los capitalistas tienen que dañar al medioambiente, deben lanzarse en grandes obras sin otra razón de ser que su enriquecimiento (en Italia van desde la TAV -Tren Alta Velocidad- en Val de Susa hasta la TAP -Trans Atlantic Pipeline- en la costa sureste de la península), hacer que las empresas producan cada vez más cosas inútiles y perjudiciales siempre y cuando se venden bien, despedir a las trabajadoras y los trabajadores que no necesitan y hacer que trabajen más a las y los que quedan, transferir empresas para producir con menos gastos, expulsar a millones de personas de sus tierras para realizar plantaciones, minas y grandes obras y obligarlos a emigrar, multiplicar las guerras civiles, golpes de Estados y agresiones, extendiendo el hambre, la miseria y el embrutecimiento. Pero en todos los países el hartazgo e la indignación de las grandes masas crecerán más hasta que encuentren en los comunistas una dirección capaz de guiarlos a emanciparse definitivamente de la llamada Comunidad Internacional de los grupos imperialistas y cambiar el curso de las acontecimientos: el establecimiento del socialismo no solo es posible sino también necesario.

El punto de inflexión en la política mundial es un hecho: se acabó la época marcada por la llegada al poder de Margaret Thatcher en Gran Bretaña (1979), Ronald Reagan en los EE.UU. (1981) y en Italia por el “divorcio” entre el Banco de Italia y el gobierno de la República Pontificia (1981) tácitamente urdido por Aurelio Ciampi y Beniamino Andreatta con la bendición cómplice del secretario del Partido comunista italiano revisionista en aquel entonces Enrico Berliguer. Hoy, en cuanto a Italia, nos corresponde a nosotras y nosotros las y los comunistas identificar las condiciones que este punto de inflexión presenta en nuestro país para avanzar en la revolución socialista y beneficiarse de estas condiciones. La revolución socialista es una guerra popular revolucionaria promovida y dirigida por las y los comunistas que culminará en el establecimiento del socialismo. Las y los comunistas no esperan que estalle la revolución socialista. La historia del siglo pasado ha demostrado que la revolución socialista no estalla. Las y los comunistas proporcionan a sí mismos los medios para estar a la altura de su papel como promotores de la revolución socialista.

¡Fortalecemos el movimiento comunista conciente y organizado!

¡El futuro está en nuestras manos!

¡Atrévete a soñar, atrévete a pensar, atrévete a ver más allá del horizonte de la sociedad burguesa!

¡Atrévete a ganar!

¡Construimos nuestro futuro!

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo di WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google photo

Stai commentando usando il tuo account Google. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: